El DISEÑO INSTRUCCIONAL EN LOS AMBIENTES VIRTUALES

El mundo está conmocionado por los efectos que generó la pandemia del COVID-19. Lo que implico cambios en nuestras formas de trabajar, estudiar, educar y vivir. Gracias a que en la era digital estamos interconectados, definidos métodos que nos permitieron continuar con nuestras actividades desde el hogar. En el ámbito educativo, la modalidad de estudio presencial paso a modalidad a distancia, sin previo aviso; generando nuevas formas de educar que involucraron un cambio en los medios tradicionales los cuales migraron a espacios virtuales, destacándose las redes sociales y herramientas digitales que facilitan la interacción con los estudiantes (aulas virtuales, blogs, wikis, foro, entre otros).

A partir de esta realidad, el diseño instruccional de un curso bajo la modalidad a distancia o virtual debe responder a la necesidad de incorporar nuevas estrategias, métodos e innovaciones propias de la educación digital, con el objetivo de mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje e incluir herramientas digitales que favorezcan un aprendizaje significativo.

Sin duda alguna, el cambio en la educación es una combinación de varios elementos que intervienen en el hecho educativo, donde la institución junto al facilitador debe crear proyectos educativos innovadores que implementen de forma efectiva las tecnologías digitales al currículo. No es solo hacer uso de algún medio digital, es crear políticas educativas donde las TIC se conviertan en recursos para el apoyo del proceso de enseñanza y aprendizaje y no solo sean un medio. Para lograr esto, el docente debe formarse constantemente y conocer el potencial de las tecnologías para crear una experiencia de aprendizaje únicas y verdaderamente motivadoras.

LAS TIC POR SI SOLAS NO GENERAN INNOVACIÓN

 Independientemente, de la modalidad de un curso bien sea la tradicional o presencial, a distancia o híbrida, la calidad de éstos debe evaluarse en función, no de su modalidad, sino de los contenidos que los conformen, los objetivos que establezca y la metodología de aprendizaje que se implemente para lograrlos. Estos elementos deben estar interrelacionados de manera sinérgica para lograr las metas establecidas por la institución y/o programa educativo que los oferten, ello se logrará a partir de la correcta selección de un modelo de Diseño Instruccional.

Con respecto a esto, Salinas (2005, pp. 100-101), planteo que

 “Es verdad que la integración de las nuevas aplicaciones de la red asociadas a la Web 2.0 (el desarrollo de las redes sociales, los entornos personales de aprendizaje, blogs, entre otros) ofrecen otra fisonomía para los procesos educativos, pero eso no quiere decir que vayan a suponer mejoras en los mismos. Las TIC, por sí solas, no suponen innovación educativa alguna, y multitud de experiencias han mostrado –aunque parece haber quien no se ha enterado- que la utilización de las TIC –pensemos ahora en algunas aplicaciones de la Web 2.0- por sí solas, no supone innovación educativa alguna”.

De esta forma, todo proyecto educativo debe considerar un modelo instruccional que corresponda a la era que estamos viviendo. El diseño instruccional tuvo su origen en la segunda guerra mundial, debido a que la educación fue afectada y se requirió una adecuación de un nuevo modelo pedagógico en donde se crearon las fases de análisis, diseño y evaluación de los aprendizajes. Desde ese momento y de acuerdo a las teorías de aprendizaje, los diseños instruccionales han evolucionado y actualmente deben hacer uso efectivo de las tecnologías digitales donde se incluye desde la Web 2.0 hasta Web Social, herramientas digitales, entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje y elementos propios estas tecnologías. De esta forma, el diseño pedagógico es esencial y se convierte en el camino o guía que todo educador debe trazar al pretender dirigir un curso virtual.  

De acuerdo a lo que señalo Senior (2005)

 “debemos reconocer que no estamos frente a otra nueva tecnología más, sino a un cambio paradigmático que podría transformar la visión, valores, estrategias, procesos, ofertas educativas, habilidades docentes, prácticas de liderazgo y administración de las instituciones de educación superior, sobretodo en nuestro contexto latinoamericano”.

En Venezuela el gobierno ha realizado grandes inversiones para dotar a las escuelas de medios tecnológicos como es el caso de las Canaimitas, para que se convirtieran en una herramienta de transformación del modelo educativo; sin embargo, la política no ha logrado una formación efectiva del docente para que este se apropie de las herramientas digitales que le permitirán transformar su práctica pedagógica; consciente de esta realidad MovilClas ha diseñado el curso Diseño Instruccional para Entornos Virtuales, el cual tiene el propósito de promover el uso de herramientas informáticas que permitan adecuar su práctica haciendo uso de estrategias propias de los diseños instruccionales para la modalidad virtual.

En este curso, los participantes podrán adaptar sus diseños instruccionales presenciales a la modalidad virtual; entendiendo que la educación virtual no es pedirle a los estudiantes que desarrollen unidades o lecciones desde una plataforma por propia cuenta, ni preparar talleres y subirlos a un espacios o enviarlos por correo para ser respondidos; mucho menos enviar un listados de videos y páginas web acerca de una temática sin un acompañamiento pedagógico que haga uso de tecnologías digitales en beneficio del aprendizaje significativo. La dificultad en desaprender la presencialidad o la semipresencialidad para asumir la virtualidad, se evidencia en muchos de los escenarios educativos que buscan llegar, desde esta metodología, a dar respuesta a necesidades de formación ya sea en los niveles técnico, tecnológico, pregrado, especialización, maestría o doctorado.

Este curso es una oportunidad de actualización docente en relación a los  modelos instruccionales, modalidades educativas y herramientas digitales actuales que permiten una mejor experiencia formativa con los educandos. La educación virtual, ofrece la oportunidad de mantener contacto permanente con los contenidos, con el docente, los materiales, las diferentes interacciones e interactividades, la realimentación y la confrontación que posibilita de manera particular el uso pedagógico de las TIC. Sin embargo, un factor que frena el desarrollo de esta metodología es reconocer que implica una mayor dedicación, más tiempo en la planeación, implementación, evaluación, ajustes y seguimiento. Si deseas participar en esta experiencia formativa y transformarte en un Docente 4.0, te invito a matricularte en el curso Diseño Instruccional para Entornos Virtuales.

Referentes

Góngora Parra, Y. y Martínez Leyet, O. L. (2012). Del diseño instruccional al diseño de aprendizaje con aplicación de las tecnologías. Revista Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información. 13(3), 342-360. Consultado el 20/04/2020 en http://www.redalyc.org/pdf/2010/201024652016.pdf

Guardia, L. y Sangrá, A. (2005). Diseño instruccional y objetos de aprendizaje; hacia un modelo para el diseño de actividades de evaluación del aprendizaje on-line. RED. Revista de Educación a Distancia, número monográfico II. Consultado el 11/04/2020 en http://www.um.es/ead/red/M4/guardia17.pdf

Herrera, Miguel B. (2010) Consideraciones para el diseño didáctico de ambientes virtuales de aprendizaje: una propuesta basada en las funciones cognitivas del aprendizaje. Universidad Autónoma Metropolitana, México D.F. Consultado en: http://www.virtualeduca.info/ponencias2013/171/LavirtualidadenESUnaperspectivaJairoL.pdf

Siemens, George (2004). Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital. Consultado el 15/01/2019.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.